'Free Birds' cambiarán la historia

'Free Birds', con las voces de Piolín y Carlos Ponce

'Free Birds', con la voz de Piolín

'Free Birds' with the voice of Piolín

Dos pavos muy diferentes deciden unirse para dejar de formar parte del menú de Thanksg...

Two turkeys must put aside their differences and team up to travel back in time to chan...

Temp. Season 2013 | 06/25/13 | 02:35  | TV-PG
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Dos pavos muy diferentes deciden unirse para dejar de formar parte del menú de Thanksgiving. (**Relativity Media)
06/25/13 | 02:35 Disponible hasta 06/25/13
Univision.com**

¡Estos pavos se proponen cambiar la historia!

En una pintoresca granja familiar, una enorme bandada de pavos lleva una vida tranquila, cómoda y placentera. Lo único que les preocupa a todos es la hora de la comida y comer maíz bajo el sol con el granjero, Farmer, que, según ellos, los llevará al “paraíso de los pavos”.

Todos excepto Reggie (Owen Wilson), un pavo astuto que no tiene una buena opinión de Farmer y al que no le interesa el estilo de vida mundano y sobrealimentado de los pavos, lo que lo convierte en un marginado en la bandada.

La vida de Reggie cambia para siempre cuando el presidente de Estados Unidos visita inesperadamente la granja y lo nombra “Pavo perdonado”, un codiciado honor que significa una vida de placer en Camp David, con televisión On Demand y pizza de queso. Después de ser perdonado, Reggie encuentra su propio paraíso del pavo, un lugar donde él (y únicamente él) toma todas las decisiones. Eso es así hasta que Reggie es desplazado de su paraíso por Jake (Woody Harrelson), el implacable fundador, y único miembro, de un frente de liberación para los pavos: el “Turkey Freedom Front”.

Jake tiene una única misión: cambiar la historia para siempre y salvar a la especie. Pero no puede hacerlo solo: para llevar a cabo semejante misión hace falta cerebro y garra, por eso Jake tiene que convencer a Reggie de que se una a su misión. “¡Es nuestro destino!”, proclama Jake ante las burlas de Reggie. A pesar de que Reggie se niega a abandonar su vida de lujos, Jake lo secuestra y juntos irrumpen en un laboratorio ultra secreto del gobierno y secuestran una máquina del tiempo llamada S.T.E.V.E. (George Takei), con la que vuelven al año 1621, unos días antes del primer Día de Acción de Gracias.

Desafortunadamente, apenas llegan al pasado se encuentran en la mira del comandante de la Colonia de Plymouth, Myles Standish (Colm Meaney), un ávido cazador que tiene su propia misión: capturar la cantidad suficiente de aves para alimentar a los nativos americanos y a los colonizadores en la Fiesta de la Cosecha. Antes de que Reggie y Jake se conviertan en el plato principal de la cena de Standish, son rescatados por Jenny (Amy Poehler), la hermosa y feroz hija de Broadbeak (Keith David), el jefe de los Wild Turkeys.

Jenny guía al dúo hacia los márgenes del bosque, donde el resto de la bandada se esconde de los peregrinos. Jake tiene que informar a la bandada salvaje acerca del futuro de los pavos y conseguir apoyo para su misión de cambiar la historia, pero parece que Reggie está ocupado en otra misión, una misión amorosa, pues se ha enamorado de Jenny.

Inspirado por la valentía de Jenny, Reggie lidera un osado asalto a la aldea de los peregrinos para liberar a sus camaradas capturados. Sin embargo, los planes de rescate salen al revés: Jake ha conducido a Standish y sus cazadores hacia los pavos, lo que pone en peligro a Jenny, su familia y el futuro entero de la especie.

Descorazonado, Reggie vuelve al presente con S.T.E.V.E., fiel a su filosofía, según la cual “todo es mejor si uno está solo”. Pero su vida en Camp David no parece satisfacerlo sin Jenny y Jake junto a él. Finalmente, Reggie se da cuenta de que la loca misión de Jake ES su destino y, así, él y S.T.E.V.E. vuelven al pasado para cumplir la misión de Jake y liberar de una vez y para siempre a los pavos.