Exsheriff texano culpable de lavado de dinero

Lupe Treviño

Propaganda cuando fue reelecto en el 2012

 

- Twitter

Entre 70 y 120 mil dólares 'lavados'

DALLAS - El ex sheriff del condado fronterizo de Hidalgo, Lupe Treviño, se declaró culpable de cargos federales de lavado de dinero, confirmando con ello las sospechas de corrupción que se habían abatido sobre él durante casi dos años.

A solo 17 días de dimitir a su cargo, Treviño se presentó este lunes ante la magistrada federal Micaela Álvarez y se declaró culpable de participar en el lavado de dinero mediante la aceptación de contribuciones de campaña ligadas a un traficante de drogas convicto.

Testimonios ante la corte este lunes, sugieren que la cantidad de dinero lavado podría ubicarse entre los 70 mil y 120 mil dólares.

Tras la audiencia ante la juez Álvarez, Treviño se presentó ante el juez federal Peter Ornsby, quien le fijó una fianza de 30 mil dólares sin garantía.ñ

La declaración de culpabilidad se presenta tres días después de que su ex jefa de personal en la Oficina del Sheriff, María Patricia Medina, se declarara culpable de ocultar información criminal a las autoridades.

Medina conocía que Treviño había aceptado una donación de cinco mil dólares en efectivo proveniente del narcotraficante convicto Tomas "El Gallo" González.

El dinero le fue entregado por quien era considerado como su brazo derecho y segundo al mando en la Oficina del Sheriff, el ex comandante José "Joe" Padilla durante la campaña de reelección de Treviño para la oficina del sheriff.

Padilla fue arrestado en diciembre pasado por agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) por cargos de narcotráfico.

Treviño renuncio el pasado 28 de marzo a su cargo como sheriff del Condado de Hidalgo, que abarca el área de McAllen en el sur de Texas.

Al presentar su renuncia, el ex sheriff externó que lo hacía por presiones tanto internas como externas, colocados sobre él desde el 12 de diciembre de 2012, cuando autoridades federales arrestaron a su hijo Jonathan Treviño como involucrado en el escándalo de corrupción de la Unidad Panamá.

La Unidad Panamá, era un grupo antinarcóticos integrado por agentes del sheriff del Condado de Hidalgo y de la policía de Mission, Texas.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) acusó a nueve miembros de la ahora extinta Unidad Panamá, incluyendo al hijo de Treviño, de utilizar su condición de policía para robar drogas y dinero en efectivo a narcotraficantes que operaban en el condado.

Las drogas se vendían luego a otros traficantes para obtener un beneficio. Los policías también colaboraban con algunos narcotraficantes escoltando sus cargamentos o protegiendo sus casas de seguridad.

El hijo del sheriff y dos agentes cercanos a Treviño, además de otros seis oficiales, se han declarado culpables de confabular con tres traficantes de drogas para robar cargamentos a las bandas rivales, vender la droga y dividir las ganancias.