Atrapa situación migratoria de niños de la frontera, la visita de Obama a Texas

Barack Obama llega a Dallas

Barack Obama llega a Dallas

Barack Obama llega a Dallas

Viene a recaudar fondos para los demócratas pero la visita estará enmarcada con la po...

Viene a recaudar fondos para los demócratas pero la visita estará enmarcada con la po...

Temp. Season 2014 | 07/08/14 | 02:08  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Viene a recaudar fondos para los demócratas pero la visita estará enmarcada con la polémica de la llegada de miles de niños inmigrantes
07/09/14 | 02:08 Disponible hasta 07/08/14
Dallas: KUVN

DALLAS - La visita del presidente estadunidense Barack Obama a Texas, planeada como una gira para recaudar fondos a favor de los demócratas, quedó atrapada ante la situación migratoria de miles de menores centroamericanos que llegan solos al país.

La Casa Blanca planeo el viaje sin contemplar que Obama visitaría la frontera de Texas sur, aún cuando durante su estancia en esa entidad estará a sólo 370 kilómetros del epicentro de la situación migratoria más grave de las últimas décadas en Estados Unidos.

Tras conocerse el itinerario del presidente, líderes republicanos criticaron la “falta de interés” de Obama para conocer de primera mano la situación por el masivo arribo de menores inmigrantes no acompañados, que ha rebasado la capacidad del gobierno federal para procesarlos y albergarlos.

Unos 52 mil menores inmigrantes no acompañados, han sido detenidos tras cruzar la frontera en los últimos nueve meses.

“La razón por la que algunas personas sugieren que el presidente debería ir a la frontera cuando visite Texas, es porque ellos prefieren jugar a la política, en lugar de tratar de abordar algunos de esos retos", dijo el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest.

“No estamos preocupados por esas ópticas", afirmó.

“El presidente está muy consciente de la situación que se vive en la frontera suroeste", ya que envió a miembros del gabinete y a sus principales asesores para inspeccionar la emergencia humanitaria e informarle al regresar, detalló Earnest.

Sin embargo, la Casa Blanca que se había mantenido renuente a la sugerencia de que el presidente analizara el tema de la emergencia migratoria de manera directa con los republicanos, cambió el rumbo, tras 24 horas de mantenerse la presión sobre el tema.

Obama invitó al gobernador de Texas, Rick Perry, a reunirse el miércoles en Dallas para discutir la situación fronteriza.

Perry, ha sido uno de los muchos críticos que acusan al presidente de ser responsable, al menos en parte, por el incremento en el número de menores no acompañados que arriban a este país de manera ilegal.

El gobernador había desafiado a Obama a visitar el sur de Texas para conocer de manera directa la situación.

El lunes, Perry envió una carta a la Casa Blanca en la que notificaba su rechazo a recibir al presidente a su llegada a Austin, con el argumento de que "un rápido apretón de manos en la pista" no es suficiente.

El gobernador propuso una discusión privada para intercambiar opiniones sobre la situación, en cualquier momento durante la visita de Obama a Texas.

Este martes, la Casa Blanca publicó una carta -también fechada el lunes, en la que la asesora principal del presidente, Valerie Jarrett invitó a Perry a participar junto a Obama en una reunión con líderes religiosos y funcionarios electos en Dallas para discutir la situación fronteriza.

"El presidente daría la bienvenida a una reunión con usted mientras está en Texas", escribió Jarrett.

El gobernador aceptó la propuesta horas después, al mediodía de este martes.

"Perry está complacido de que el presidente Obama haya aceptado su invitación para hablar de la crisis humanitaria y de seguridad nacional en la frontera sur, y espera con interés la reunión con el futuro presidente", dijo Travis Considine, vocero del gobernador.

Obama llegará a Dallas procedente de Denver la tarde del miércoles, para asistir a un evento para recaudar fondos para los candidatos demócratas al Congreso.

El mandatario se dirigirá luego a Austin, donde va a pernoctar, para asistir el miércoles a otros dos eventos de recaudación de fondos antes de regresar a Washington.

La visita de Obama a Texas se efectuará luego que este martes la Casa Blanca informó que solicitó al Congreso 3.7 mil millones de dólares para reforzar la seguridad fronteriza y hacer frente a la afluencia de menores inmigrantes no acompañados.

Cerca de la mitad de los fondos de emergencia solicitados 1.8 mil millones de dólares, serían destinados al Departamento de Salud y Servicios Humanos para el albergue y cuidado de los niños inmigrantes.

Otros mil 500 millones de dólares se destinarían al Departamento de Seguridad Nacional (DHS).