Construirán puerto espacial en sur de Texas

Estación Espacial Internacional

Las áreas desérticas son propicias para lanzamientos

- Getty Images

Empresa SpaceX lo hará...

DALLAS - La compañía aeroespacial SpaceX Exploración Technologies Corporation (SpaceX), podría oficializar en su decisión de construir un puerto espacial comercial en el extremo sureste de Texas.

La compañía, con sede en Hawthorne, California, recibió este mes la aprobación final de la Administración Federal de Aviación (FAA) para la construcción del puerto espacial lo que la autoriza a solicitar la licencia para desarrollar el sitio de lanzamiento en la playa de Boca Chica, cerca de Brownsville.

Con la evaluación ambiental concluida y aprobada, así como con los acuerdos regulatorios establecidos sobre la materia, se espera que SpaceX oficialice la construcción del puerto espacial en cualquier momento.

Elon Musk, fundador y presidente y director general de SpaceX ha dicho que Texas seria la opción para construir el puerto espacial, si el sitio recibía la autorización ambiental.

De acuerdo con analistas de la industria aeroespacial, la decisión ya ha sido tomada y solo se espera el momento adecuado para darla a conocer.

A lo largo de los últimos dos años, la compañía considero un total de siete ubicaciones potenciales alrededor de Estados Unidos para la construcción de su plataforma de lanzamiento comercial.

Sin embargo, durante todo ese periodo el sitio junto a la playa Boca Chica se mantuvo siempre como el principal candidato.

SpaceX adquirió ya tierras en la playa Boca Chica, comprando en propiedad una superficie de 17 hectáreas y arrendado otras 23 hectáreas adyacentes.

SpaceX planea invertir unos 100 millones de dólares para la construcción del puerto espacial, a fin de lanzar desde ahí unos 12 cohetes al año, incluyendo dos cohetes pesados tipo Falcón 9, que podrían comenzar a volar en 2015.

Los lanzamientos serían para cumplir el actual contrato de SpaceX con la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), de abastecimiento a la Estación Espacial Internacional (EEI) y para colocar en órbita satélites comerciales.

SpaceX busca obtener también en un futuro próximo un contrato adicional con la NASA para transportar astronautas a la EEI.

SpaceX, se convirtió en mayo de 2012, en la primera compañía privada en enviar una nave espacial (Dragón) a la Estación Espacial Internacional y en diciembre de 2013, en la primera empresa privada en enviar un satélite en órbita geoestacionaria.

La compañía ha utilizado hasta ahora las instalaciones gubernamentales de la NASA en Florida o de la Fuerza Aérea en California, para realizar sus exitosos vuelos espaciales, por lo que está a la búsqueda de poseer su propia base de lanzamientos.

SpaceX tiene un contrato de mil 600 millones de dólares con la NASA para que su nave Dragón efectué misiones de reabastecimiento a la EEI.

SpaceX también obtuvo otro contrato de la NASA para desarrollar y demostrar una nave espacial capaz de transportar una tripulación a la Estación Espacial Internacional.

En mayo pasado, la compañía dio a conocer su nave Dragón V2 con la que buscara obtener dicho contrato.

La Dragón V2 vendría a ser la primera nave espacial tripulada, construida y operada por una empresa privada con el propósito de transportar astronautas a la Estación Espacial Internacional.